Ir al contenido principal
Como estaciones del año, cambios se dan...

Cambios leves, pero tambien se dan de los bruscos, y son esos los que producen fiebre y dolor de cabeza.
Nubes que siempre estan, nubes que no se van.
Y en un cambio de estacion empieza a llover de una nube....llueve, llueve, llueve sobre la isla. Llueve hasta que la nube desaparece.
Lluvia agotadora, agota flotar, agota salvar, agota....agota salvar a la isla. Mas aun cuando la unica forma que se conoce de salvar, salvar todo, es tirarse.
Gotas de agua que hacen que la luche agote mas que sobrevivir al viento y a las olas.
Nubes que ahcen parecer lluvia de preguntas, lluvia de ideas, lluvia de sentimientos....lluvia de cambios es en realidad. 
Cambios que se dan a su justo tiempo y que no pasan muy seguido.
La nube de culpas pinchada esta; perdiendo gotas por ahi va.....culpa por lo hecho, culpa por lo no hecho, culpa por la vida, culpa por el suicidio......suicidio de aquel, de aquel que no pudiste salvar.
Y son tantas gotas-de preguntas, de ideas- que tirarse al mar parece la unica forma de no mojarse.
Pero en la isla o en el mar, el agua llega igual. La nube a su tiempo se irá.
Y segun dicen, los cambios van siendo menos bruscos y mas leves con la edad. ¿será?

En esta isla solo se sabe con seguridad....que nada se sabe, que todo es posible y que no hay nube tan grnade que tape al sol.
Abajo del arbol espero, espero que lleguen las gotas de respuestas...

Tiempo, cambios, estaciones, gotas, lluvia.....son demasiadas gotas para un solo cambio.


                                                                  Cambio gotas por edad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No siempre son los riesgos los que matan. A veces son más mortíferos los miedos, que van aprisionando sutilmente hasta tener la presa completamente atrapada. Quiero mi libertad, la libertad de mi misma, quiero expresar todo lo que no puedo. Y no es que no quiera, es que ese miedo, del que ni me doy cuenta, ya se encargó de paralizar los sentimientos segundos después de que nazcan, para que cuando quiera pensar en ellos no pueda porque apenas me enteré de su existencia, y aunque yo desconozca en gran medida esa existencia están ahí haciendo estragos por querer salir y cumplir con el propósito con el que nacieron. Pero como el miedo está presente -consciente e inconscientemente- nunca enfrento lo que pienso, ni lo que siento y mi mundo se vuelve tan mio y tan perturbador que yo misma quiero huir de el, y todo mi cuerpo lo expresa y trata de huir y estar alerta todo el tiempo cual reo en cárcel, y como no puede...desespera. He visto tanta gente ansiosa pasar frente mio y yo ser un medi…
Tan conocida y tan ignorada.. de tan pesada ya te has vuelto parte de la manada! Sin pena ni cuidado te apoderas como un mago. Y sin querer te dejamos entrar. Y despues tenemos el malestar. Te digo que a esta mesa ya no estas invitada, en esta casa ya no hay lugar para tu entrada. En esta mente ya no hay espacio para arpias. Es una mente de creaciones y no destrucciones. Del creador y no del destructor. Aca ya no hay lugar para la ansiedad. Es hora de una despedida mi infiel enemiga! Aca ya no hay lugar.
Mis abuelos son pastores. Ellos fundaron una iglesia. Somos protestantes. ¿Cuántas personas entregaron su vida a Dios mediante el trabajo de mis abuelos? MILES. ¿Cuántas personas se sintieron ayudadas por ellos? MILESSSSSSS! Cuando camino por las calles de aquel pueblo natal mío, en donde aún viven mis abuelos, me preguntan si soy la nieta de ellos y me cuentan la bendición que ha sido para sus vidas el trabajo que hicieron mis abuelos. Y yo paro a mirar nuestras vidas y lo que veo es a mis abuelos. A los abuelos que tuvieron a una hija no deseada, que es la que ahora es mi mamá, veo a una pareja en donde ella le mintió a el para poder tener a su ultima hija. Veo a un abuelo que vino de la segunda guerra mundial, y usamos eso como excusa a su mal carácter. Alguien quien maltrató física y verbalmente a toda la familia, alguien de quien no solo escuché historias, sino que vi con mis propios ojos agarrar de los pelos a mi abuela y levantarla del piso, a quien vi agarrar del cuello a mi p…