Ir al contenido principal
Estar bien es aburrido.

Hoy pedí desesperadamente que alguien divague conmigo, que alguien me deprima... y todo, para poder escribir algo.

Siempre tuve la creencia de que uno se acostumbra a ese equilibrio de estar así, de vivir con esa adrenalina de luchar contra la vida, esa adrenalina de pensar, porque tan solo el pensar, en quitarse la vida, ese riesgo de lastimarse....ese dulce dolor de no quererse...de odiarse, esa gloria de ir en contra, de no creer en el amor...

No es que la vida sea mas simple, sino que hay algo que hace que vos sigas firme mientras el mundo se cae, ya aprendes que el ahora, dentro de un segundo ya no va a importar, y dentro de 5 minutos ya se resolverá.

Uno se acostumbra, para mi, fue la única manera en que se vivir, no se otra forma...pero sé que esta en mi cambiarlo o no.

Pero confirme mas que nunca esta creencia ahora, ahora que no siento ganas de quitarme la vida, que no siento ningún riesgo en nada de eso, que aunque no e quiero, ya no me odio... me aburre, no se como vivir así...no puedo seguir mi vida normal así.

Ni siquiera encuentro inspiración para escribir...sobre que voy a escribir? Sobre vacas q vuelan? sobre sonrisas? y "paz y amor"? No, tampoco hay que volverse estúpido.

Pero no digo que quiero volver a estar mal, al equilibrio de antes, sino que quiero aprender, aprender a seguir escribiendo estando bien, aprender a sentir adrenalina por algo, en lo posible algo que no sea estúpido (como el "paz y amor", "felicidad" -.-).

Quiero aprender a vivir así.

Quiero aprender a querer vivir así.

Ahora, ahora no quiero estar así, quiero volver a sentir los mismos riesgos y la misma adrenalina de antes.

Comienza un nuevo desafío....el de estar bien, y quererlo.
De estar bien, y encontrarle la gracia a eso.


Nuevo desafío.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tan conocida y tan ignorada.. de tan pesada ya te has vuelto parte de la manada! Sin pena ni cuidado te apoderas como un mago. Y sin querer te dejamos entrar. Y despues tenemos el malestar. Te digo que a esta mesa ya no estas invitada, en esta casa ya no hay lugar para tu entrada. En esta mente ya no hay espacio para arpias. Es una mente de creaciones y no destrucciones. Del creador y no del destructor. Aca ya no hay lugar para la ansiedad. Es hora de una despedida mi infiel enemiga! Aca ya no hay lugar.
Mis abuelos son pastores. Ellos fundaron una iglesia. Somos protestantes. ¿Cuántas personas entregaron su vida a Dios mediante el trabajo de mis abuelos? MILES. ¿Cuántas personas se sintieron ayudadas por ellos? MILESSSSSSS! Cuando camino por las calles de aquel pueblo natal mío, en donde aún viven mis abuelos, me preguntan si soy la nieta de ellos y me cuentan la bendición que ha sido para sus vidas el trabajo que hicieron mis abuelos. Y yo paro a mirar nuestras vidas y lo que veo es a mis abuelos. A los abuelos que tuvieron a una hija no deseada, que es la que ahora es mi mamá, veo a una pareja en donde ella le mintió a el para poder tener a su ultima hija. Veo a un abuelo que vino de la segunda guerra mundial, y usamos eso como excusa a su mal carácter. Alguien quien maltrató física y verbalmente a toda la familia, alguien de quien no solo escuché historias, sino que vi con mis propios ojos agarrar de los pelos a mi abuela y levantarla del piso, a quien vi agarrar del cuello a mi p…