Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

Cuando un corte se vuelve suicidio.

Un corte no es como un suicidio. 
Un suicidio se planea, se calcula, se piensa, se analiza, se consigue los medios, se prepara, se pregunta...para que todo salga perfecto...PERFECTO. Una falla minima es error, una falla implica el efecto contrario al deseado. Una falla lo es todo. Lo es todo o es nada. Una falla cambia la vida, o solo retarda lo deseado.
Pero en los cortes no es asi. Un corte no se planea, no se analiza, no se piensa, no se calcula.....Un corte se siente. Se siente y se hace. 
El problema se da cuando un corte se vuelve un suicidio.. No porque vaya acabar con la vida, sino porque es lo que se cree, que con una falla se nos va todo, cagamos todo. Pero un corte no tiene porque se perfecto. El problema con los cortes, el mayor problema... empieza cuando empezas a planear un corte, analizarlo, pensarlo, calcularlo y olvidar que un corte no busca perfeccion, sino que busca liberacion. Por que es ahi cuando todo se va a la mierda.
Ella es Florencia, un mamá de 40 años... Madre de 2 hijos. Uno de 16 y otraque ahroa tendria 19 años.
Su hija se llamaba Julieta. Hace 2 años falleció. Se suicidó. 
Estaba internada en una unidad psiquiatrica desde hacia 5 meses... Ese dia le dieron permiso para que vaya a la casa, era un sabado. Su mamá fue a abrir la puerta a un Delivery y ella tomó la desicion de tirarse desde la terraza del edificio.
Julieta tenia diagnostico de border (trastorno limite de la personalidad)
No lo estoy contando para decir "ayyy que triste" y ya... Esta es la historia que se repite y se repite, cada dia mas profesionales...digo bien "profesionales" se encargan de "tratar" a personas con trastornos.. 
La verdad que mis palabras en este momento sobran:
"Voy a comenzar a contarles q aca en argentina ,se sabe muy poco de tlp (trastorno de la personalidad limite). Solo hay una clinica en la plata q esta a varios kilometros de capital federal y sale una fortuna. Yo no tenia…

NOTICIAS VARIAS

Bueno, lo logré... 11 meses y 7 dias jaja...
Lo ironico: Una vez que decidi pisar fuerte cada escalon y perder las ganas de tirarme fue increible la cantidad de veces que me corté....sin querer (y les cuento, que no tiene el mismo sabor hacerlo a proposito que sin querer...Cuando es sin querer DUELE), ademas de cortes hubieron golpes, caidas y me encontraba vidrios por todos lados, vidrios posiblemente utiles para hacer unos bellos cortes...pero no. A proposito no me corté. Ya puedo mirar para abajo y ver que estoy mas alto.
El vertigo? Ahi anda... Se fue a pasear pero siempre vuelve a casa. Como las olas vuelven a la orilla... Asi como las ganas de destruirme, de hacerme daño... tambien van y vienen, como olas..posiblemente olas que deben venir arrastrando cosas y dejando algunas en la orilla. Por cierto, estar en un barco con olas produce vertigo. El vertigo me sigue, oficialmente. Hay dias que quiero un corte; lo quiero y lo quiero. Otros dias en que no quiero comer, por el simple he…