Ir al contenido principal

Un cuter en mi mochila

Hace 2 años, 6 meses y 15 días que estoy sin un solo corte...eso quiere decir que hace 925 días que mi piel no es lastimada por mi misma.
Como siempre digo, son escalones que se van subiendo...que se fueron subiendo paso a paso. Una hora por vez. Un día a la vez.
El vértigo es algo que se debe soportar, si se quiere llegar.....llegar a donde, no se. No importa...solo es importante correr. Correr de que? de los cortes que están antes de la escalera. El cielo no es el limite...el limite soy yo, sos vos.
Capaz para vos, ser humano que no ha tenido que recurrir a lastimarse a si mismo para sobrevivir - vivir - lo que yo te digo te suena a un cúmulo infinito de ironías. A que si digo que es difícil, en realidad lo que quiero decir es que es fácil. Hay cosas cotidianas que para vos son fáciles, pero para mi no.
A vos, ser humano del otro lado de la pantalla que nunca terminó en estas "locuras" debe parecerte de manicomio lo que digo.

Por años he tenido una mochila en la espalda, primero en la escuela, luego en el colegio, mas adelante en el bachillerato, y por ultimo en la facultad....nunca fui de esas chicas que gustan de usar carteras, carteritas, monederos, "bolsitos", y esas cosas que carecen de diferencia para mi.
Mi mochila siempre ha estado cargadisima de cosas......cosas que van quedando: botellas, papeles.....en fin; basura. Ademas de libros, cuadernos...y en algún lugar que desconozco se esconden los lapices, bolígrafos y cuestiones para escribir.
Debo decir que en mi vida había cargado mi mochila con algo tan pesado como lo hice hoy. Hoy. Hoy mi mochila tenía un cutter en su interior. Ese cutter pesaba mas que toda la basura, libros, cuadernos, lapices, etc que pude acumular en todos estos años.
Y no es que sea la primera vez que tengo uno en la mochila....es mas recuerdo cuando tenia todos los cutters que existían en el stock de mi casa, así como las tijeras, hojas de afeitar, e incluso alfileres.
Pero el cutter de hoy, fue el mas pesado de tooooda mi vida; y no porque haya sido de otro material, sino porque el de hoy tenía cargado consigo el peso de 10 años de lucha contra mis cortes...el cutter de hoy fue el primero que cargué en mi mochila, agarré en mis manos y que es MIO que no ha sido utilizado para dañar-me. Es el primero en 10 años. Y calculando que tengo 21 años, creo que habrá sido el primero en mi vida.
Este cutter lleva consigo el peso de una decisión tomada hace unos años; la decisión de no hacerme mas daño. Este cutter lleva consigo el recuerdo de cada corte hecho en mi piel. Este cutter, debe acarrear con el, la decisión de amor propio, decisión de enfrentar las cosas de otra manera.

Y me alegra haberme enfrentado a este desafío....y me refiero a todos...me alegro haberme enfrentado a todos los desafíos. Y hoy, me alegra estar cargando en mi mochila el cutter mas pesado de mi vida.

Comentarios

  1. Que bueno q allas enfrentado a uno de los mosntruos más dificiles de dejar en la vida; te felicito x seguir luchando y apesar de todo el peso q tenemos en nuestra vida no dejamos q ese monstruo nos gane.

    Suerte y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias por estar siempre ahi! Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tan conocida y tan ignorada.. de tan pesada ya te has vuelto parte de la manada! Sin pena ni cuidado te apoderas como un mago. Y sin querer te dejamos entrar. Y despues tenemos el malestar. Te digo que a esta mesa ya no estas invitada, en esta casa ya no hay lugar para tu entrada. En esta mente ya no hay espacio para arpias. Es una mente de creaciones y no destrucciones. Del creador y no del destructor. Aca ya no hay lugar para la ansiedad. Es hora de una despedida mi infiel enemiga! Aca ya no hay lugar.
Mis abuelos son pastores. Ellos fundaron una iglesia. Somos protestantes. ¿Cuántas personas entregaron su vida a Dios mediante el trabajo de mis abuelos? MILES. ¿Cuántas personas se sintieron ayudadas por ellos? MILESSSSSSS! Cuando camino por las calles de aquel pueblo natal mío, en donde aún viven mis abuelos, me preguntan si soy la nieta de ellos y me cuentan la bendición que ha sido para sus vidas el trabajo que hicieron mis abuelos. Y yo paro a mirar nuestras vidas y lo que veo es a mis abuelos. A los abuelos que tuvieron a una hija no deseada, que es la que ahora es mi mamá, veo a una pareja en donde ella le mintió a el para poder tener a su ultima hija. Veo a un abuelo que vino de la segunda guerra mundial, y usamos eso como excusa a su mal carácter. Alguien quien maltrató física y verbalmente a toda la familia, alguien de quien no solo escuché historias, sino que vi con mis propios ojos agarrar de los pelos a mi abuela y levantarla del piso, a quien vi agarrar del cuello a mi p…