Ir al contenido principal
"Me odio". 2 palabras demasiado fuertes.
El "me odio" ya no es una constante sino instantes,
Instantes demasiado fuertes; que aunque sean cortos seja sus huellas por demasiado tiempo.
Instantes capaces de destruir todo..de destruirme.
Porque en ese momento el existir deja de tener sentido y parece no valer la pena.
En un "me odio" ya no importa luchar para estar entera;cortarme a pedacitos parece valer la pena.
El "me odio" solo deja n pequeño porcentaje de mi amandose, que lucha con todas sus fuerzas...
Empieza la lucha. YO vs YO. Yo odiandome versus Yo queriendome un poquito. Ya no es el "me odio", solo su efecto....sus huellas.
Una lucha que no parece dejar ganadores sino un solo perdedor: YO. Yo en todo mi conjunto.
Hoy ya no me odio. Simplemente sufro su efecto.
Me odio; Me quiero; Me odio; Me quiero; Me odio; Me quiero......
ME ODIO...
NO ME ODIO....
¿Quien ganará esta vez la batalla?

Comentarios

  1. Haz todo lo posible para que gane el NO ME ODIO, he apostado que la victoria seria para el... ;)

    Un abrazo.

    :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tan conocida y tan ignorada.. de tan pesada ya te has vuelto parte de la manada! Sin pena ni cuidado te apoderas como un mago. Y sin querer te dejamos entrar. Y despues tenemos el malestar. Te digo que a esta mesa ya no estas invitada, en esta casa ya no hay lugar para tu entrada. En esta mente ya no hay espacio para arpias. Es una mente de creaciones y no destrucciones. Del creador y no del destructor. Aca ya no hay lugar para la ansiedad. Es hora de una despedida mi infiel enemiga! Aca ya no hay lugar.
Mis abuelos son pastores. Ellos fundaron una iglesia. Somos protestantes. ¿Cuántas personas entregaron su vida a Dios mediante el trabajo de mis abuelos? MILES. ¿Cuántas personas se sintieron ayudadas por ellos? MILESSSSSSS! Cuando camino por las calles de aquel pueblo natal mío, en donde aún viven mis abuelos, me preguntan si soy la nieta de ellos y me cuentan la bendición que ha sido para sus vidas el trabajo que hicieron mis abuelos. Y yo paro a mirar nuestras vidas y lo que veo es a mis abuelos. A los abuelos que tuvieron a una hija no deseada, que es la que ahora es mi mamá, veo a una pareja en donde ella le mintió a el para poder tener a su ultima hija. Veo a un abuelo que vino de la segunda guerra mundial, y usamos eso como excusa a su mal carácter. Alguien quien maltrató física y verbalmente a toda la familia, alguien de quien no solo escuché historias, sino que vi con mis propios ojos agarrar de los pelos a mi abuela y levantarla del piso, a quien vi agarrar del cuello a mi p…