Ir al contenido principal

Estoy aca, dividida en 2...solo para variar un poco. (jaja)

Tengo sentimientos...y me gustaria que el mundo entero supieran cuales son...pero no puedo. No puedo porque soy muda para los sentiemientos... no se como expresarlos, no se como hacer para que el mundo entero sepa lo que siento.

Solo sé que la forma en que lo hacia antes, tal vez no sea buena, y digo tal vez, porque no estoy segura de que este del todo mal. En realidad, no le veo lo malo todavia... excepto el horrible sentimeinto de culpa que se siente despues... bueno, y tambien las ganas de seguir haciendolo siempre...

Pero lo que dariaaa por volver a sentir ese alivio orgasmico!!!!

Los sentimientos no se producen porque si...se producen por algo, si siento culpa, debe ser porque esta mal en realidad.. no?

Los cortes han formado parte de mi vida... una parte importante.. ¿que tan importante es poder expresar tus sentimientos?...aunque sea a vos mism@?, asi de importante son mis cortes.

Son parte de mi, era algo que me daba una identidad, una forma de vida, una manera de ser, una manera de vivir...(mala manera, por cierto)..

¿como te sentirias si dejaras tu identidad, dejaras tu estilo de vida?? asi me siento yo. PERDIDA..... Todos dicen lo bueno que sería que dejes de cortarte, pero nadie te da un manual para tu nueva identidad, o para vivir sin expresarte.

QUIERO un corte.
SÉ que no lo necesito.

Estoy orgullosa.
Me siento un fracaso.

Me amo.
Me odio.

8 meses sin cortes.....
Bien por mi...................................CREO!


Comentarios

Entradas populares de este blog

No siempre son los riesgos los que matan. A veces son más mortíferos los miedos, que van aprisionando sutilmente hasta tener la presa completamente atrapada. Quiero mi libertad, la libertad de mi misma, quiero expresar todo lo que no puedo. Y no es que no quiera, es que ese miedo, del que ni me doy cuenta, ya se encargó de paralizar los sentimientos segundos después de que nazcan, para que cuando quiera pensar en ellos no pueda porque apenas me enteré de su existencia, y aunque yo desconozca en gran medida esa existencia están ahí haciendo estragos por querer salir y cumplir con el propósito con el que nacieron. Pero como el miedo está presente -consciente e inconscientemente- nunca enfrento lo que pienso, ni lo que siento y mi mundo se vuelve tan mio y tan perturbador que yo misma quiero huir de el, y todo mi cuerpo lo expresa y trata de huir y estar alerta todo el tiempo cual reo en cárcel, y como no puede...desespera. He visto tanta gente ansiosa pasar frente mio y yo ser un medi…
Tan conocida y tan ignorada.. de tan pesada ya te has vuelto parte de la manada! Sin pena ni cuidado te apoderas como un mago. Y sin querer te dejamos entrar. Y despues tenemos el malestar. Te digo que a esta mesa ya no estas invitada, en esta casa ya no hay lugar para tu entrada. En esta mente ya no hay espacio para arpias. Es una mente de creaciones y no destrucciones. Del creador y no del destructor. Aca ya no hay lugar para la ansiedad. Es hora de una despedida mi infiel enemiga! Aca ya no hay lugar.
Mis abuelos son pastores. Ellos fundaron una iglesia. Somos protestantes. ¿Cuántas personas entregaron su vida a Dios mediante el trabajo de mis abuelos? MILES. ¿Cuántas personas se sintieron ayudadas por ellos? MILESSSSSSS! Cuando camino por las calles de aquel pueblo natal mío, en donde aún viven mis abuelos, me preguntan si soy la nieta de ellos y me cuentan la bendición que ha sido para sus vidas el trabajo que hicieron mis abuelos. Y yo paro a mirar nuestras vidas y lo que veo es a mis abuelos. A los abuelos que tuvieron a una hija no deseada, que es la que ahora es mi mamá, veo a una pareja en donde ella le mintió a el para poder tener a su ultima hija. Veo a un abuelo que vino de la segunda guerra mundial, y usamos eso como excusa a su mal carácter. Alguien quien maltrató física y verbalmente a toda la familia, alguien de quien no solo escuché historias, sino que vi con mis propios ojos agarrar de los pelos a mi abuela y levantarla del piso, a quien vi agarrar del cuello a mi p…