Ir al contenido principal
Somos islas que vamos construyendo puentes hacia otras islas, hasta que formamos un mundo...
A veces se forman puentes super profundos y con bases muy firmes...
Otras veces se forman puentes muy superficiales, con bases de papel.
También hay puentes muy grandes, amplio, que abarcan casi toda la isla..
Otros chquititos, que solo tienen acceso a una partecita de ella..

Pero tenemos que buscar la seguridad de la isla, para que nadie la destruya, para mantenerla lo mas integra posible...

Por eso estamos los que no construimos puentes, solo nadamos un ratito hasta la otra isla, y volemos a la nuestra....... y así vamos recorriendo islas, sin querer dejando una marca en cada una...dejamos nuestra huella en ella y nos vamos... volvemos a la nuestra.

Y de paso tenemos escondiditos unos cuantos ladrillitos, para construir una muralla cuando alguien se acerque mucho..

Buscamos la soledad.....Buscamos estar solos... Amamos la soledad.... Dulce compañera, silenciosa, y confiable..... dulce oscuridad, dulce sufrimiento....

Pero cuando hay tormentas y la marea esta muy alta, cuando la isla se esta mojando, cuando tenemos frío, hambre y no podemos nadar hasta otra isla, es cuando miramos alrededor y vemos lo que hemos construido.....o lo que no hemos construido.... Entonces nos ponemos a buscar bien, a mirar bien si por ahí no hay algún puentecito, o algo algo que nos explique porque no construimos ningún puente, entonces empezamos a encontrar maderas rotas en el borde de la isla....maderas rotas que trae la marea.... Entonces nos acordamos que si construimos unos pocos puentes, que si corrimos riesgos, pero que nos equivocamos...construimos puentes hacia la isla equivocada, y ni tuvimos que romperlos....porque la otra isla ya se encargo de destruirlo... Tal vez desde nuestro lado tb empezamos a sacarle los clavitos....pero por algo fue..

Ahora que estoy en la tormenta, mojada, con frió y hambre... aun así.... no me arrepiento de no tener ningún puente a donde escapar....

......de todas formas, siempre hay alguien en quien deje una huella muy fuerte, en quien marque la diferencia, con quien tal vez estuve en su tormenta,incluso sin saberlo, alguien que me mira desde lejos, desde su isla... y cuando ve que estoy pasando frío, hambre...y estoy solo y ya no tengo fuerzas para construir la muralla se acerca y construye un puente temporal hacia mi...

Si corres con esa suerte, sobrevivirás....
Y si no.... también sobrevivirás.

Voy construyendo mi isla...voy construyendoME......con cada vez que nado hasta otra isla y hago algo ahí..

pero siempre vuelvo a mi

Divina soledad, dulce oscuridad.....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tan conocida y tan ignorada.. de tan pesada ya te has vuelto parte de la manada! Sin pena ni cuidado te apoderas como un mago. Y sin querer te dejamos entrar. Y despues tenemos el malestar. Te digo que a esta mesa ya no estas invitada, en esta casa ya no hay lugar para tu entrada. En esta mente ya no hay espacio para arpias. Es una mente de creaciones y no destrucciones. Del creador y no del destructor. Aca ya no hay lugar para la ansiedad. Es hora de una despedida mi infiel enemiga! Aca ya no hay lugar.
Mis abuelos son pastores. Ellos fundaron una iglesia. Somos protestantes. ¿Cuántas personas entregaron su vida a Dios mediante el trabajo de mis abuelos? MILES. ¿Cuántas personas se sintieron ayudadas por ellos? MILESSSSSSS! Cuando camino por las calles de aquel pueblo natal mío, en donde aún viven mis abuelos, me preguntan si soy la nieta de ellos y me cuentan la bendición que ha sido para sus vidas el trabajo que hicieron mis abuelos. Y yo paro a mirar nuestras vidas y lo que veo es a mis abuelos. A los abuelos que tuvieron a una hija no deseada, que es la que ahora es mi mamá, veo a una pareja en donde ella le mintió a el para poder tener a su ultima hija. Veo a un abuelo que vino de la segunda guerra mundial, y usamos eso como excusa a su mal carácter. Alguien quien maltrató física y verbalmente a toda la familia, alguien de quien no solo escuché historias, sino que vi con mis propios ojos agarrar de los pelos a mi abuela y levantarla del piso, a quien vi agarrar del cuello a mi p…