Ir al contenido principal
Somos islas que vamos construyendo puentes hacia otras islas, hasta que formamos un mundo...
A veces se forman puentes super profundos y con bases muy firmes...
Otras veces se forman puentes muy superficiales, con bases de papel.
También hay puentes muy grandes, amplio, que abarcan casi toda la isla..
Otros chquititos, que solo tienen acceso a una partecita de ella..

Pero tenemos que buscar la seguridad de la isla, para que nadie la destruya, para mantenerla lo mas integra posible...

Por eso estamos los que no construimos puentes, solo nadamos un ratito hasta la otra isla, y volemos a la nuestra....... y así vamos recorriendo islas, sin querer dejando una marca en cada una...dejamos nuestra huella en ella y nos vamos... volvemos a la nuestra.

Y de paso tenemos escondiditos unos cuantos ladrillitos, para construir una muralla cuando alguien se acerque mucho..

Buscamos la soledad.....Buscamos estar solos... Amamos la soledad.... Dulce compañera, silenciosa, y confiable..... dulce oscuridad, dulce sufrimiento....

Pero cuando hay tormentas y la marea esta muy alta, cuando la isla se esta mojando, cuando tenemos frío, hambre y no podemos nadar hasta otra isla, es cuando miramos alrededor y vemos lo que hemos construido.....o lo que no hemos construido.... Entonces nos ponemos a buscar bien, a mirar bien si por ahí no hay algún puentecito, o algo algo que nos explique porque no construimos ningún puente, entonces empezamos a encontrar maderas rotas en el borde de la isla....maderas rotas que trae la marea.... Entonces nos acordamos que si construimos unos pocos puentes, que si corrimos riesgos, pero que nos equivocamos...construimos puentes hacia la isla equivocada, y ni tuvimos que romperlos....porque la otra isla ya se encargo de destruirlo... Tal vez desde nuestro lado tb empezamos a sacarle los clavitos....pero por algo fue..

Ahora que estoy en la tormenta, mojada, con frió y hambre... aun así.... no me arrepiento de no tener ningún puente a donde escapar....

......de todas formas, siempre hay alguien en quien deje una huella muy fuerte, en quien marque la diferencia, con quien tal vez estuve en su tormenta,incluso sin saberlo, alguien que me mira desde lejos, desde su isla... y cuando ve que estoy pasando frío, hambre...y estoy solo y ya no tengo fuerzas para construir la muralla se acerca y construye un puente temporal hacia mi...

Si corres con esa suerte, sobrevivirás....
Y si no.... también sobrevivirás.

Voy construyendo mi isla...voy construyendoME......con cada vez que nado hasta otra isla y hago algo ahí..

pero siempre vuelvo a mi

Divina soledad, dulce oscuridad.....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dolor con proposito

¿Qué tan malo es el dolor? ¿Cómo una puntada en el corazón? El dolor duele, pero que duela no es necesariamente malo. Dios permite el dolor con propósitos, y a los que le aman todo ayuda a bien; incluso el dolor. Si aprendiéramos a creer de verdad esto, aceptaríamos el dolor de otra manera. Dejaríamos de tratar de huir de él, dejaríamos de buscar soluciones vanas e instantáneas para no sentirlo. Si aprendiéramos a vivir con dolor de vez en cuando, seriamos más libres, viviríamos libres de ahogar las penas en la comida, en la bebida, libres de drogas, libres de comernos las uñas, de autolesionarnos, de suicidarnos, de vivir esclavos de la pornografía y/o del placer sexual…viviríamos más libres de todas esas cosas que en su intento por aliviar el dolor nos hacen daño, y como el daño produce dolor, necesitamos más de eso que nos hace daño, y terminamos atrapados en un círculo de falso e inútil manejo del dolor. Preferimos manejar el dolor con daño, porque es más fácil (e imprudente) vivi…
No siempre son los riesgos los que matan. A veces son más mortíferos los miedos, que van aprisionando sutilmente hasta tener la presa completamente atrapada. Quiero mi libertad, la libertad de mi misma, quiero expresar todo lo que no puedo. Y no es que no quiera, es que ese miedo, del que ni me doy cuenta, ya se encargó de paralizar los sentimientos segundos después de que nazcan, para que cuando quiera pensar en ellos no pueda porque apenas me enteré de su existencia, y aunque yo desconozca en gran medida esa existencia están ahí haciendo estragos por querer salir y cumplir con el propósito con el que nacieron. Pero como el miedo está presente -consciente e inconscientemente- nunca enfrento lo que pienso, ni lo que siento y mi mundo se vuelve tan mio y tan perturbador que yo misma quiero huir de el, y todo mi cuerpo lo expresa y trata de huir y estar alerta todo el tiempo cual reo en cárcel, y como no puede...desespera. He visto tanta gente ansiosa pasar frente mio y yo ser un medi…
Tan conocida y tan ignorada.. de tan pesada ya te has vuelto parte de la manada! Sin pena ni cuidado te apoderas como un mago. Y sin querer te dejamos entrar. Y despues tenemos el malestar. Te digo que a esta mesa ya no estas invitada, en esta casa ya no hay lugar para tu entrada. En esta mente ya no hay espacio para arpias. Es una mente de creaciones y no destrucciones. Del creador y no del destructor. Aca ya no hay lugar para la ansiedad. Es hora de una despedida mi infiel enemiga! Aca ya no hay lugar.